Dietas hipocalóricas

Quieres tener un cuerpo esbelto, pero no quieres estar pasando hambre para adelgazar, además quieres sentirse saludable. Pues necesitas encontrar el equilibrio entre un régimen que te ayude a bajar de peso sin morir en el intento. ¿Te gustaría intentar con una dieta hipocalórica?

¿Que son las dietas hipocalóricas?

Las dietas hipocalóricas son las que restringen la cantidad de calorías que consumimos cada día. Es una ecuación simple que dice que debes consumir menos calorías de las que gastas en el día y así reducirás tu peso.

Contrario a lo que dicen sus detractores, una dieta hipocalórica no te pondrá a pasar hambre. Lo que busca este tipo de dietas es que puedas ingerir alimentos que no contengan mucha carga calórica, tales como frutas y verduras; además de controlar las cantidades de alimentos que ingieres. Una dieta hipocalórica puede consistir en el consumo de unas 1250 calorías por día, bien distribuidas en proteínas, grasas y carbohidratos.

Estas dietas hipocalóricas siempre deben estar diseñadas por profesionales de la salud, como médicos o nutricionistas, ya que estos pueden realizar seguimiento y control en cuanto a tu peso, edad, salud y actividad. Además son recomendadas para las personas con obesidad o sobrepeso y no para las personas que solo tengan unos kilos demás.

Una dieta hipocalórica indicada por un nutricionista, no solo tendrá un bajo consumo de calorías sino que incluirá alimentos nutritivos que te ayuden a perder peso manteniéndote saludable.

¿Funcionan para perder peso?

El éxito de una dieta hipocalórica estará en función de la correcta elección e ingesta de los alimentos; así como también de la actividad física que incluyas dentro de tu plan para perder peso. No solo se trata de comer esto y dejar aquello.

En toda dieta, incluyendo las dietas hipocalóricas, es vital desarrollar buenos hábitos, de comer, beber, ejercitarse y plantearse objetivos realistas. Sin incluir estos factores, el efecto psicológico podría pasarte factura y podrías caer en el temido efecto rebote de las dietas.

Siendo sinceros, la mayoría de las personas no asumen una dieta equilibrada que pueda aportar los nutrientes de vitaminas y minerales para mantener un peso apropiado. Las dietas hipocalóricas, lo que buscan es que consumas todo lo necesario, en el momento que tu cuerpo lo requiera y en la cantidades apropiadas. Sin caer en los excesos ni llevarte a los extremos.

Alimentos pocas calorías

Alimentos básicos

Los alimentos de una dieta hipocalórica deben incluir: frutas, verduras y hortalizas, pescados, carnes magras, huevos, lácteos sin grasas. También se pueden consumir carbohidratos, pero en menor cantidad, tales como: pasta, arroz, pan, papas, entre otros alimentos.

La mayoría de los alimentos verdaderamente saludables, como cereales, frutas, hortalizas y verduras; aportan energía a nuestro organismo, pero muchas personas o no las consumen o las tienen en su dieta de forma muy esporádica.

La forma de preparar los alimentos es vital dentro de una dieta hipocalórica; pues de nada servirá que consumas los alimentos apropiados en formas de frituras o con grandes cantidades de sal, azúcar o aderezos. Por eso, estas dietas tienen preferencia por lo alimentos cocidos al vapor, los alimentos frescos y de temporada, y las comidas poco condimentadas.

Desayuna bien con carbohidratos

¿Cuántas veces has escuchado que el desayuno es la comida más importante del día? Pues es totalmente cierto. No cometas el error de suprimir el desayuno por falta de tiempo y salir corriendo de casa. De hecho, no desayunar o hacerlo en muy pocas cantidades se traducirá en un aumento de peso a mediano y largo plazo.

Un desayuno con carbohidratos, puede incluir cereales como la avena, tostadas, pan, galletas y frutas. También puedes incluir de bebida, café sin azúcar, algún te o infusión sin azúcar o leche descremada. El desayuno es tu momento de consumir carbohidratos, así que aprovéchalo. Solo toma en cuentas las porciones.

Haz 5 comidas al día

Las dietas hipocalóricas te permiten realizar cinco comidas al día en lugar de tres. Es mucho mejor realizar 5 comidas al día, pues así evitaras ser presa de la ansiedad lo que pudiera llevarte a romper tu dieta y perder el equilibrio.

Por lo general, cuando solo realizas 3 comidas diarias; no logras consumir todo lo necesario para realizar las actividades del día sin sentirte fatigado. Por lo tanto, los dietistas recomiendan incluir dos meriendas durante el día; además del desayuno, el almuerzo y la cena. Esto permitirá que cada 3 horas comas algo para sentirte satisfecho. Las meriendas pueden incluir un puñado de frutos secos, un yogurt o gelatina sin azúcar o una porción de fruta fresca.

Dieta Hipocalórica

Muy importante no saltarse las comidas y te contamos el porqué. Cuando pasamos muchas horas sin consumir ningún alimento, nuestro cuerpo lo que hace es ahorrar energía. Es decir, mientras más tiempo pasamos sin comer menos peso perderemos pues el cuerpo lo que hace es almacenar las reservas.

Es como un mecanismo de defensa, pues no está recibiendo lo que necesita para sobrevivir. Otro beneficio de consumir cinco comidas durante el día, es que lograras no solo perder peso, sino que también obtendrás mayor índice de masa muscular.

Cenas ligeras no muy tarde

En las horas que tu metabolismo es más lento, por eso debes consumir menos calorías. Esto sucede por las tardes. Por lo tanto, así como el desayuno debe ser lo más abundante para iniciar tu día, la cena debe ser lo más ligera posible. A medida que cae el día, ya terminaste tus actividades y te preparas para descansar, debes tener en cuenta que todo lo que consumas se acumulara en tu cuerpo.

Ya no es hora de comer carbohidratos. Para la cena puedes optar por el yogurt desnatado, o algún tipo de proteínas tales como el huevo, carne o pescado. Eso sí, olvídate del pan, el arroz y la pasta. También puedes optar por los cereales como el trigo, la avena y la quínoa; que además de nutritivos no engordan y contribuyen al descanso. El arroz integral o una ensalada también está en el menú de opciones para una cena ligera.